Av. Cortes Valencianas, 39 (VALENCIA 46015) 682 34 25 90 info@psicoforensevalencia.com
Aunque cuando leemos u oímos la palabra “forense”, a la mayoría de las personas lo primero que se nos viene a la cabeza es un médico forense que analiza las causas de la muerte, en realidad, la palabra “forense” proviene de “foro” o “forum” en latín, que era el lugar donde se celebraban los juicios. Frente a ellos comparecían las partes y el pretor, el juez, emitía sentencia. Con todo esto pretendemos explicar que el adjetivo forense no es patrimonio exclusivo de estos médicos especializados, si no que, el término forense pertenece a todos los que participan en los juicios aportando su opinión profesional como peritos o especialistas en un ámbito sobre una petición concreta.
Es un profesional de la psicología que posee conocimientos sobre el comportamiento y el funcionamiento de la mente humana y que se encuentra trabajando dentro de un juzgado de instrucción o que trabaja en el ámbito privado y se ocupa especialmente de intervenir en los casos y situaciones que ese juzgado investiga y que requieren por su naturaleza de la certificación oficial de un especialista. También es función de los psicólogos forenses proveer recomendaciones con respecto a las condiciones de ejecución de la sentencia y al tratamiento que debe seguir la persona, así como cualquier otra información que el juez requiera, como la referida a factores atenuantes, agravantes o eximientes, la valoración de la probabilidad de reincidencia y la evaluación de la credibilidad de los testigos en los casos penales. La Psicología Forense implica también capacitar y asesorar a policías, criminalistas u otro personal oficial de las fuerzas públicas de seguridad para proveer información psicológica relevante para el perfilamiento criminal de presuntos actores de hechos punibles.
  • Psicología jurídica del menor: realizar informes periciales cuando el juez o fiscal lo requieren y da seguimiento a las intervenciones sobre las conductas ilegales que cometen los menores.
  • Psicología aplicada al derecho familiar: evalúa a los menores de edad que vivan con los padres para ayudar al niña/o a sobrellevar de forma positiva la situación. Fungen como asesores sobre procesos de separación y divorcio. También realizan funciones de mediación familiar o trabajan como peritos (Ambiente privado).
  • Psicología aplicada al derecho civil: realiza peritaje en los diferentes constructos jurídicos: capacidad civil en toma de decisiones.
  • Psicología aplicada al derecho penal: diagnosticar y evaluar a laspersonas en proceso penal, determinando las circunstancias, como las secuelas psíquicas, brindando asesoría al Juez.
  • Psicología penitenciaria: estudia la personalidad de los internos, actitudes, factores individuales como carácter y temperamento, su sistema dinámico-motivacional. Llevar a cabo un proceso psicológico donde también interpreta y valora las pruebas psicométricas y las técnicas proyectivas, para realizar un informe final.
  • Psicología del testimonio: consiste en el ligado de conocimientos en base resultados de investigación de los campos de la psicología experimental y social, intentando determinar la exactitud y credibilidad de los testimonios sobre los delitos, accidentes o sucesos cotidianos que prestan los testigos presentes.
  • Psicología policial y de las fuerzas armadas: policial, tiene como función la selección y formación de personal en temas de habilidades sociales, delincuencia, dinámica de grupos, manejo de situaciones críticas, psicopatología, etc. Fuerzas armadas, en las guerras psicológicas el uso y la aplicación de lo legal, los componentes y las implicaciones hacen en conjunto la defensa comunitaria.
Un informe psicológico es un documento escrito por un psicólogo experto que sirve para comprender algunas de lasticas o circunstancias de la persona, personalidad o habilidades que posee para ejercer una determinada función. Por ejemplo en los casos de guarda y custodia, los informes son utilizados en juicios para acreditar la idoneidad que se tiene para cuidar del menor. También se realizan informes psicológicos para valorar la responsabilidad civil que tiene una persona en cuanto a al hecho por el que se le va a juzgar o para incapacitar a personas afectadas psíquicamente, cuando algún familiar detecta que la persona no está en pleno uso de sus facultades para tomar decisiones en su vida o incluso para que acuda o se le interne en un centro si necesita tratamiento y ayuda en las actividades básicas de su vida diaria. En el ámbito penal también se pueden necesitar informes en juicios por ejemplo en casos de Violencia de Género como prueba de la afectación psicológica que presenta la víctima o la credibilidad de su testimonio por ejemplo en caso de que el presunto agresor niegue los hechos y se pida evaluar a ambas partes o a una sola para informar sobre la credibilidad de la información que aportan. También en casos de acoso laboral, secuelas tras un hecho traumático, régimen de visitas, accidentes de tráfico, acoso sexual, etc. Pregúntanos sobre tu caso y te asesoraremos gratuitamente sobre cómo podríamos ayudarte y la mejor forma de hacerlo.
El objetivo principal de estos informes, es auxiliar al juez en la toma de decisiones, presentando los resultados y conclusiones de la evaluación psicológica que se le hace previamente a la persona o personas, obteniendo de este modo, una visión clara, concreta y acertada, con datos objetivos y fiables sobre el asunto que proceda.
Primero se realiza una o varias entrevistas dependiendo del caso para evaluar mediante preguntas y el pase de determinadas pruebas, que por supuesto son objetivas y están contrastadas y validadas científicamente, con el fin de recoger toda la información necesaria para hacer el informe. En este sentido, nuestro gabinete está compuesto por varios profesionales y dependiendo del tipo de problemática la evaluación la realizamos uno o dos psicólogos. Una vez se ha recogido la información, se realizaría el informe solicitado y se presentaría en el juzgado o el órgano competente. En la mayoría de los casos se nos suele citar en el juicio para que ratifiquemos las conclusiones del informe y expliquemos algún concepto que sea importante para la resolución del caso.
El informe pericial o psicológico contiene información sobre el contexto de la persona, datos relevantes de su biografía, los resultados de las pruebas que se han pasado y nuestras conclusiones como profesionales expertos en la materia.
El dictamen del perito presentado mediante el informe y ratificación, no es vinculante para el Juez. Los psicólogos peritos no deciden por el juzgador, si no que aportan una prueba más y le dan su opinión como experto en el tema para que la persona encargada de juzgar, tome una decisión. Como psicólogos nuestro objetivo es aportar al proceso judicial una valoración objetiva de la conducta humana a través de instrumentos validados científicamente como las entrevistas, cuestionarios, observaciones,etc que nos proporcionan información fiable y que ayudan al juez a tomar su decisión.
Cada vez son más frecuentes los informes periciales para apoyar las demandas de patria potestad o las solicitudes de adopción. Pero los más comunes son: los que valoran las consecuencias de acontecimientos traumáticos del tipo accidente de tráfico, peleas, abusos, violaciones, malos tratos… y los que determinan si la persona que ha cometido un delito tenía la “capacidad de obrar conscientemente”, o lo que es lo mismo si es imputable o no en el delito por el que se le acusa.
Durante los procesos de intervención de un paciente, el psicólogo cuenta con los informes psicológicos clínicos como documentos científicos eficaces para presentar, detalladamente, los resultados obtenidos tras su evaluación psicológica. Esta puede presentarse bien ante un representante legal, bien ante el mismo paciente. En definitiva, es el método que utiliza la psicología forense para dar a conocer las recomendaciones oportunas, los distintos aspectos, problemas o patologías concretas que presenta la persona evaluada y expresar cuál es el tratamiento que se considera más oportuno para esa persona en concreto. A través de dichos informes el psicólogo establece cuál es el diagnóstico, el pronóstico y cuál ha de ser el tratamiento a seguir contando con los datos e información recogidas en las diferentes pruebas con distinta complejidad según el caso y con un alto índice de fiabilidad, que han de estar basadas y comprobadas científicamente mediante las investigaciones más recientes en psicología. En nuestro gabinete realizamos tanto informes periciales psicológicos como informes clínicos y de evaluación psicológica, según sean las necesidades de nuestros clientes y pacientes. Todo ello contando además con el apoyo y la asistencia jurídica necesaria tanto en el ámbito civil como en el ámbito penal.
En muchas ocasiones, dentro del ámbito de la justicia es difícil certificar aquellos hechos que, por ejemplo, provienen del testimonio de un niño (por ejemplo denuncia de abusos sexuales), de la declaración subjetiva de unos padres (en casos de separación o divorcio), la declaración de una víctima (entre otras, simulación o disimulación por parte de esta), la declaración de un acusado y hasta que punto pueden existir atenuantes o agravantes sobre el hecho que se le imputa por su afectación psicológica, personalidad, contexto,etc Por esta razón, es de mucha ayuda para los abogados que un psicólogo forense realice una evaluación psicológica pericial que aporte una visión objetiva, científica y válida, desde su conocimiento en la disciplina de la conducta humana. Dentro del ámbito del derecho laboral, por ejemplo, el psicólogo forense puede evaluar científicamente la valoración de un daño moral y de sus secuelas psicológicas, la capacidad civil en la toma de decisiones como firma de contratos, capacidad testamentaria, la impugnación de testamentos, etc. y la evaluacion psicológica de la responsabilidad personal, entre otras. Cada caso tiene sus peculiaridades: el psicólogo forense se encarga de asesorar a los abogados o a la persona implicada sobre qué aspectos son defendibles en función de la sintomatología que presenta el evaluado. Asimismo, propone preguntas que pueden ser relevantes para apoyar la línea argumental y que se pueden realizar a los peritos psicólogos de la parte contraria y a nosotros mismos. Por ejemplo, el psicólogo forense tiene la capacidad y la potestad de afirmar que un informe psicosocial que ha presentado la parte contraria no es válido. Para ello, se basará en criterios científicos reconocidos que aporta su disciplina y en este sentido también se podría hacer un contrainforme. También asesorará a los abogados en el análisis de los casos, sobre cómo orientar la documentación técnica psicológica para decidir cuál es el profesional de la psicología o psiquiatría que mejor podría realizar la evaluación en cada caso como en los casos de incapacidad por ejemplo que siempre tiene más peso que un psiquiatra del ámbito público realice previamente un informe psicopatológico.

Qué es la psicología forense o judicial?

Aunque cuando leemos u oímos la palabra “forense”, a la mayoría de las personas lo primero que se nos viene a la cabeza es un médico forense que analiza las causas de la muerte, en realidad, la palabra “forense” proviene de “foro” o “forum” en latín, que era el lugar donde se celebraban los juicios. Frente a ellos comparecían las partes y el pretor, el juez, emitía sentencia.
Con todo esto pretendemos explicar que el adjetivo forense no es patrimonio exclusivo de estos médicos especializados, si no que, el término forense pertenece a todos los que participan en los juicios aportando su opinión profesional como peritos o especialistas en un ámbito sobre una petición concreta.

 

Qué es un psicólogo forense o judicial?

Es un profesional de la psicología que posee conocimientos sobre el comportamiento y el funcionamiento de la mente humana y que se encuentra trabajando dentro de un juzgado de instrucción o que trabaja en el ámbito privado y se ocupa especialmente de intervenir en los casos y situaciones que ese juzgado investiga y que requieren por su naturaleza de la certificación oficial de un especialista.
También es función de los psicólogos forenses proveer recomendaciones con respecto a las condiciones de ejecución de la sentencia y al tratamiento que debe seguir la persona, así como cualquier otra información que el juez requiera, como la referida a factores atenuantes, agravantes o eximientes, la valoración de la probabilidad de reincidencia y la evaluación de la credibilidad de los testigos en los casos penales. La Psicología Forense implica también capacitar y asesorar a policías, criminalistas u otro personal oficial de las fuerzas públicas de seguridad para proveer información psicológica relevante para el perfilamiento criminal de presuntos actores de hechos punibles.

 

En qué áreas trabaja un psicólogo forense?

  • Psicología jurídica del menor: realizar informes periciales cuando el juez o fiscal lo requieren y da seguimiento a las intervenciones sobre las conductas ilegales que cometen los menores.
  • Psicología aplicada al derecho familiar: evalúa a los menores de edad que vivan con los padres para ayudar al niña/o a sobrellevar de forma positiva la situación. Fungen como asesores sobre procesos de separación y divorcio. También realizan funciones de mediación familiar o trabajan como peritos (Ambiente privado).
  • Psicología aplicada al derecho civil: realiza peritaje en los diferentes constructos jurídicos: capacidad civil en toma de decisiones.
  • Psicología aplicada al derecho penal: diagnosticar y evaluar a laspersonas en proceso penal, determinando las circunstancias, como las secuelas psíquicas, brindando asesoría al Juez.
  • Psicología penitenciaria: estudia la personalidad de los internos, actitudes, factores individuales como carácter y temperamento, su sistema dinámico-motivacional. Llevar a cabo un proceso psicológico donde también interpreta y valora las pruebas psicométricas y las técnicas proyectivas, para realizar un informe final.
  • Psicología del testimonio: consiste en el ligado de conocimientos en base resultados de investigación de los campos de la psicología experimental y social, intentando determinar la exactitud y credibilidad de los testimonios sobre los delitos, accidentes o sucesos cotidianos que prestan los testigos presentes.
  • Psicología policial y de las fuerzas armadas: policial, tiene como función la selección y formación de personal en temas de habilidades sociales, delincuencia, dinámica de grupos, manejo de situaciones críticas, psicopatología, etc. Fuerzas armadas, en las guerras psicológicas el uso y la aplicación de lo legal, los componentes y las implicaciones hacen en conjunto la defensa comunitaria.

 

Qué es un informe psicológico y para qué sirve?

Un informe psicológico es un documento escrito por un psicólogo experto que sirve para comprender algunas de lasticas o circunstancias de la persona, personalidad o habilidades que posee para ejercer una determinada función. Por ejemplo en los casos de guarda y custodia, los informes son utilizados en juicios para acreditar la idoneidad que se tiene para cuidar del menor.
También se realizan informes psicológicos para valorar la responsabilidad civil que tiene una persona en cuanto a al hecho por el que se le va a juzgar o para incapacitar a personas afectadas psíquicamente, cuando algún familiar detecta que la persona no está en pleno uso de sus facultades para tomar decisiones en su vida o incluso para que acuda o se le interne en un centro si necesita tratamiento y ayuda en las actividades básicas de su vida diaria.
En el ámbito penal también se pueden necesitar informes en juicios por ejemplo en casos de Violencia de Género como prueba de la afectación psicológica que presenta la víctima o la credibilidad de su testimonio por ejemplo en caso de que el presunto agresor niegue los hechos y se pida evaluar a ambas partes o a una sola para informar sobre la credibilidad de la información que aportan.
También en casos de acoso laboral, secuelas tras un hecho traumático, régimen de visitas, accidentes de tráfico, acoso sexual, etc.
Pregúntanos sobre tu caso y te asesoraremos gratuitamente sobre cómo podríamos ayudarte y la mejor forma de hacerlo.

 

Cuál es el objetivo del informe pericial?

El objetivo principal de estos informes, es auxiliar al juez en la toma de decisiones, presentando los resultados y conclusiones de la evaluación psicológica que se le hace previamente a la persona o personas, obteniendo de este modo, una visión clara, concreta y acertada, con datos objetivos y fiables sobre el asunto que proceda.

 

Cómo se hace?

Primero se realiza una o varias entrevistas dependiendo del caso para evaluar mediante preguntas y el pase de determinadas pruebas, que por supuesto son objetivas y están contrastadas y validadas científicamente, con el fin de recoger toda la información necesaria para hacer el informe. En este sentido, nuestro gabinete está compuesto por varios profesionales y dependiendo del tipo de problemática la evaluación la realizamos uno o dos psicólogos.
Una vez se ha recogido la información, se realizaría el informe solicitado y se presentaría en el juzgado o el órgano competente. En la mayoría de los casos se nos suele citar en el juicio para que ratifiquemos las conclusiones del informe y expliquemos algún concepto que sea importante para la resolución del caso.

 

Qué información contiene el informe?

El informe pericial o psicológico contiene información sobre el contexto de la persona, datos relevantes de su biografía, los resultados de las pruebas que se han pasado y nuestras conclusiones como profesionales expertos en la materia.

 

Cómo puede afectar nuestro informe en la resolución del caso?

El dictamen del perito presentado mediante el informe y ratificación, no es vinculante para el Juez. Los psicólogos peritos no deciden por el juzgador, si no que aportan una prueba más y le dan su opinión como experto en el tema para que la persona encargada de juzgar, tome una decisión.
Como psicólogos nuestro objetivo es aportar al proceso judicial una valoración objetiva de la conducta humana a través de instrumentos validados científicamente como las entrevistas, cuestionarios, observaciones,etc que nos proporcionan información fiable y que ayudan al juez a tomar su decisión.

 

Cuáles son los informes más frecuentes?

Cada vez son más frecuentes los informes periciales para apoyar las demandas de patria potestad o las solicitudes de adopción. Pero los más comunes son: los que valoran las consecuencias de acontecimientos traumáticos del tipo accidente de tráfico, peleas, abusos, violaciones, malos tratos… y los que determinan si la persona que ha cometido un delito tenía la “capacidad de obrar conscientemente”, o lo que es lo mismo si es imputable o no en el delito por el que se le acusa.

 

Qué es un informe psicológico clínico y para qué sirve?

Durante los procesos de intervención de un pacientte, el psicólogo cuenta con los informes psicológicos clínicos como documentos científicos eficaces para presentar, detalladamente, los resultados obtenidos tras su evaluación psicológica. Esta puede presentarse bien ante un representante legal, bien ante el mismo paciente. En definitiva, es el método que utiliza la psicología forense para dar a conocer las recomendaciones oportunas, los distintos aspectos, problemas o patologías concretas que presenta la persona evaluada y expresar cuál es el tratamiento que se considera más oportuno para esa persona en concreto.
A través de dichos informes el psicólogo establece cuál es el diagnóstico, el pronóstico y cuál ha de ser el tratamiento a seguir contando con los datos e información recogidas en las diferentes pruebas con distinta complejidad según el caso y con un alto índice de fiabilidad, que han de estar basadas y comprobadas científicamente mediante las investigaciones más recientes en psicología.
En nuestro gabinete realizamos tanto informes periciales psicológicos como informes clínicos y de evaluación psicológica, según sean las necesidades de nuestros clientes y pacientes. Todo ello contando además con el apoyo y la asistencia jurídica necesaria tanto en el ámbito civil como en el ámbito penal.

 

Cuándo se necesita un psicólogo forense?

En muchas ocasiones, dentro del ámbito de la justicia es difícil certificar aquellos hechos que, por ejemplo, provienen del testimonio de un niño (por ejemplo denuncia de abusos sexuales), de la declaración subjetiva de unos padres (en casos de separación o divorcio), la declaración de una víctima (entre otras, simulación o disimulación por parte de esta), la declaración de un acusado y hasta que punto pueden existir atenuantes o agravantes sobre el hecho que se le imputa por su afectación psicológica, personalidad, contexto,etc
Por esta razón, es de mucha ayuda para los abogados que un psicologo forense realice una evaluacion psicologica pericial que aporte una visión objetiva, científica y válida, desde su conocimiento en la disciplina de la conducta humana.
Dentro del ámbito del derecho laboral, por ejemplo, el psicologo forense puede evaluar científicamente la valoración de un daño moral y de sus secuelas psicológicas, la capacidad civil en la toma de decisiones como firma de contratos, capacidad testamentaria, la impugnación de testamentos, etc. y la evaluacion psicologica de la responsabilidad personal, entre otras.
Cada caso tiene sus peculiaridades: el psicologo forense se encarga de asesorar a los abogados o a la persona implicada sobre qué aspectos son defendibles en función de la sintomatología que presenta el evaluado. Asimismo, propone preguntas que pueden ser relevantes para apoyar la línea argumental y que se pueden realizar a los peritos psicologos de la parte contraria y a nosotros mismos. Por ejemplo, el psicologo forense tiene la capacidad y la potestad de afirmar que un informe psicosocial que ha presentado la parte contraria no es válido. Para ello, se basará en criterios científicos reconocidos que aporta su disciplina y en este sentido también se podría hacer un contrainforme. También asesorará a los abogados en el análisis de los casos, sobre cómo orientar la documentación técnica psicológica para decidir cuál es el profesional de la psicología o psiquiatría que mejor podría realizar la evaluación en cada caso como en los casos de incapacidad por ejemplo que siempre tiene más peso que un psiquiatra del ámbito público realice previamente un informe psicopatológico, etc.